Conversión de moneda

Esta sección describe los aspectos y las funciones de la conversión de moneda, que se derivan de la necesidad de representar los extractos de sociedades GL extranjeras en la moneda del grupo como parte del estado consolidado El Sistema de consolidación proporciona los llamados métodos de conversión de moneda para este propósito. Los métodos definen los set de balances/posiciones de la cuenta de explotación (PyG) que deben convertirse y la clave de conversión y la clase de tipo de cambio con las que debe efectuarse la conversión. Esencialmente, puede elegir entre cuatro claves de conversión:

Los párrafos siguientes detallan los procedimientos típicos utilizados para el balance y las posiciones de la cuenta de explotación (PyG).

Activos fijos

Existen tres métodos de conversión de activos fijos:

Finalmente, los importes en moneda del grupo no sólo no sólo están disponibles en los registros maestros de activos fijos individuales y en sus partidas individuales correspondientes, sino también en los documentos contables. La actualización directa accede a ellos y los registra en el ledger de preparación de la consolidación, que almacena los activos fijos, así como el balance completo en la moneda del grupo. Consulte también la documentación FI correspondiente para obtener más detalles sobre la representación de monedas múltiples en la Gestión financiera.

Capital propio

En el balance de grupo, el capital propio se indica en clases t/c de fecha clave o en tipos de cambio históricos.

En la consolidación de inversiones durante el año de alta, el capital (o parte del mismo) se compensa con el correspondiente valor del libro de inversiones de la sociedad receptora y el fondo de comercio (u otra posición de compensación) se activa por el importe de la diferencia. Si, en años posteriores, las posiciones de capital se corrigen , la sociedad GL estará, por supuesto, interesada en analizar estas correcciones y, especialmente, en conocer los beneficios (de balance) obtenidos desde el alta. En este caso, es muy importante observar cualquier efecto en las clases de tipos de cambio, así como utilizar la valorización histórica, aunque sólo sea para extractos auxiliares. Por lo tanto, siempre se deberían efectuar las contabilizaciones de cuentas de capital en moneda de la transacción = moneda del grupo, y al mismo tiempo garantizar que se efectúe una conversión absolutamente precisa a la moneda del grupo, aunque sea indicando el tipo de cambio de forma manual.

En estos momentos, el Sistema de consolidación almacena su propio historial de partida individual adicional para estas operaciones delicadas que afectan al capital y a las posiciones de capital. Aún no existe una interfase automática para el historial de partidas individuales. Como el volumen de información de estos datos aún es razonable, y dado que la información es muy delicada, en este momento todavía no se ha planificado automatización alguna. En vista a la recomendación mencionada anteriormente, aumenta la integridad de estas cuentas de capital si se aplican verificaciones de plausibilidad en los registros contables transferidos a la consolidación.

Deudores y acreedores

Las cuentas de deudores y acreedores generalmente se indican en el tipo de cambio actual en el estado consolidado. Los deudores y acreedores internos a eliminar producen a menudo diferencias relacionadas con la moneda. Los usuarios normalmente desean mantenerlos separados de las diferencias de contabilización periódicas. Si se acepta esto en la eliminación de deudores y acreedores internos (tras la valoración empresarial), puede utilizarse la conversión de tipo de cambio al contado. También es posible convertir los deudores y acreedores internos directamente desde la moneda de la transacción. En este caso, las diferencias relacionadas con la moneda ya se separan durante la conversión de la moneda ("antes" de la valoración empresarial).

Otras posiciones de balance

Normalmente, las claves de conversión descritas anteriormente para los activos fijos son válidos para el resto del balance. Sin embargo, se deben describir nuevamente desde el punto de vista del libro mayor exclusivamente:

Cuenta de explotación (PyG)

Básicamente, existen las siguientes necesidades para las posiciones de la cuenta de explotación (PyG):